Aquí y ahora

Malo. Tonto. Capullo. Simplón. Estúpido. Idiota. Cabrón.

10-reglas-para-que-su-relacic3b3n-dure-7

Podría añadir más de mil calificativos despectivos hacia ti, pero no me da la gana. Te culpo de mis cambios de humor, mis trabes, mis ganas de matarte y comerte a la vez. Te culpo porque me hiciste sentir que volaba, sin necesidad de alas. Te culpo por estar tan lejos y tan cerca a la vez. Te culpo por hacerme reír por estupideces, por tus cosquillas y tus ganas de hacerme rabiar. Te culpo porque no hay mayor culpable que yo misma…Porque no tienes el derecho de adueñarte así de mis pensamientos. No deberías de tener el privilegio tan grande que estás adquiriendo sin apenas haber hecho nada. No eres el responsable de mis noches en vela, ni mis ganas contradictorias de amor-odio hacia ti. Te culpo por hacerme sentir única y especial, porque no eres capaz de decirme cosas feas sin una sonrisa detrás, no eres consciente de lo culpable que eres, teniendo yo toda la culpa.

25-cosas-que-hacen-las-parejas-saludables-13

Juguemos de nuevo a ser niños. Nuestra debilidad es sana, nos gusta picarnos. Vuelve a intentar una vez más conseguir un beso de mis labios, quiero que me gustes más fuerte. Sigue haciéndome cosquillitas por la espalda, recorre mi piel, recuérdame lo suave que dices que es. Vuelve a endulzarme el oído con palabras, quizás, vanas y vacías. No quiero que vuelvas a fingir, quiero que te muestres tal y como eres, aunque no sea tu prototipo ideal. Aunque mañana te irás, y mis sábanas quedarán impregnadas con tu olor. Seguiré despierta hasta que ya no sepa qué más responderte o pedirte. Porque, sinceramente, no sé qué necesito decirte. No quiero que tu ego siga hinchándose, y mucho menos a costa de mis locuras y sentimientos. 

hombre-enamorado-26

Me hacías demasiadas preguntas…Algunas se respondían solas, aunque no lo creas. Me cuesta abrirme a alguien que sé que no volverá. Eres esa persona que no podré abrazar, ni mirar, ni acariciar, hasta que el destino lo decida.

No tienes conciencia de lo estúpida que parezco escribiendo todas estas patujadas. Una explosión interna, mi diablo y mi ángel, luchan por decidir qué diantres sentir. Me apetece llorar, reír, dormir, volver a respirar y que me llegue tu aroma…No quiero, no debo, no puedo ser yo la que se enamore de alguien como tú. Porque aquí y ahora, soy yo y nadie más. Porque aquí y ahora, ya te has ido.

25-cosas-para-saber-que-c3a9l-es-el-indicado-1

Me has dejado con la miel en los labios. Sedienta de ti y de tu presencia. Ojalá y nos encontremos pronto, aunque sea por última vez. Me quedo en mi cama, aquí y ahora, sin ti.

Anuncios

Deja aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s