Mi playa

Tenía apenas 2 años cuando comencé a ir a la playa con mi madre. Aún recuerdo aquellos primeros juguetes que utilicé para jugar con la arena y soy capaz de recordar mi primera colchoneta hinchable: Un cocodrilo. He visitado muchas playas, ya que vivo en un lugar repleto de ellas y de lo cual estoy muy agradecida. Pero esta playa es especial…Es mi playa.

He vivido tantos momentos especiales en este lugar, que creo que no me acordaría de todos…Sin embargo, me acuerdo de los más importantes y los más reales. Recuerdo que me di mi primer beso sincero con el chico del cual me enamoré cuando tan solo tenía 15 años. Recuerdo las noches que pasaba mirando las estrellas tumbada a su lado, simplemente contemplando el cielo que nos envolvía y el amor inocente que sentía por él. También pasé la mayoría de mi adolescencia yendo a esta playa con mis amigas, y más de una vez, me revolcó una ola. Siempre me olvidaba de la sombrilla y un día mi móvil nuevo fue arrastrado mar adentro mientras yo estaba nadando tranquilamente sin preocuparme de la subida de la marea.

Lloré, y también reí en esta playa…Lloré cuando un temporal de lluvia se llevó la mayoría de la arena que cubría la playa, y se me partió el alma cuando dijiste adiós. Reí, y viví momentos inolvidables…Tuve mi primer orgasmo y mi primera vez también fue aquí. Cada vez que voy a esta playa, me acuerdo de quién soy y en qué me he convertido. Recuerdo cada día la persona que creció y aprendió de sus pisadas y sus caídas…Soy esa persona que siempre quiso ser un pez, y nadar en alta mar. 

Ahora ya han pasado los años, pero sigo sintiendo que mi playa, siempre guardará parte de mis defectos y de mis virtudes. Porque aprendí a amar y a perder el miedo, aprendí a luchar contra viento y marea, contra cualquier cosa que se interpusiese en mi camino. Ahora, me apetece ir a esta playa a leer, disfrutar de mi familia y de las cosas importantes de la vida: La felicidad. La felicidad es acariciar con la yema de los dedos el flujo de agua que atraviesa mi entrepierna, mientras los rayos de sol acarician mi espalda, y el salpicar de las olas me devuelven a la realidad. Soy afortunada, y agradezco mucho lo afortunada que soy. Gracias, mi playa, este verano volveré a disfrutarte, y en la pequeña distancia, te volveré a recordar cuando comience el dulce otoño.Imagen

Foto realizada el día 01/08/13 en la playa de Patalavaca, Gran Canaria, Islas Canarias, España.

Anuncios

3 thoughts on “Mi playa

  1. Como playa que es, las olas a veces traen cosas extrañas y se llevan otras buenas. Creo que, como lo describes está genial pero no sé porque, al leerte, he sentido la necesidad de decirte que aproveches esa corriente, que dejes que esas olas traigan lo bueno de ti y se lleven lo “malo” o lo que no te convenza de ti.
    Es tu lugar y me gusta como lo describes, muchísimo.
    Leyéndote se que dentro de ti, en esa tan abrupta sinceridad, hay una gran persona.

    1. Muchísimas gracias por tus palabras. Quizá la respuesta ha llegado un poco tarde pero aquí está. Conozco poco o nada de ti pero desprendes honestidad y encanto. Gracias por leerme y seguir mis emociones.

  2. Muchas gracias, tus palabras me han llegado enormemente y, aunque desconozca quién eres, me alegra que haya podido transmitir lo que quería de este lugar. Muchas gracias nuevamente, por como escribes, puedo deducir que tu también eres una bellísima persona.

Deja aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s