Good morning

 -Buenos días. Hablo sola. ¿Dónde está? Te busco en mi cama y no te encuentro. Intento recordar qué pasó la noche anterior. Recuerdo que llovía mucho y por eso decidiste quedarte conmigo a dormir. Fue una pequeña excusa para dormir conmigo, admítelo. Busco alguna nota o indicio de que ya no estás aquí, pero inspiro tu perfume en cada rincón de esta casa. Me asomo a la ventana y compruebo que tu coche está en el mismo sitio donde lo aparcaste anoche. No está. No estás ni tu ni tu coche y entonces empiezo a preocuparme. Busco mi teléfono móvil y marco tu número. Me cuelgas, supongo que andarás conduciendo.

Me hago la enfadada y vuelvo a tumbarme en la cama a inspirar tu olor impregnado en las sábanas blancas de mi cama. Le doy al play y pongo un poco de música relajante, me doy cuenta de cuánto te quiero. 
Entonces, al poco de cerrar mis ojos nuevamente siento a alguien subir por las escaleras sigilosamente, abriendo muy despacito la puerta de mi casa e intenta hacerme la dormida. No quiero que pienses que sigo esperándote, aunque lo haga. Te acercas a mi y me besas en el cuello. -Buenos días -.Me susurró.

Anuncios

Deja aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s